Lejos ha quedado ya el efecto bala que vimos en The Matrix, y es que parece que la gente de Toshiba ha ido un paso más allá, utilizando un efecto llamado timesculpture (evolución del bullet time de The Matrix), donde todo se ralentiza para que permitirnos ver movimientos demasiado veloces para el ojo humano.

Este spot fue grabado con 200 videograbadoras Toshiba Gigashot que llegaron a almacenar 20TB, costó nada menos que 3 millones de libras y, si te gustó la música...el track es “Alice Glass” de Crystal Castles.

1 Comment:

  1. Artemisa said...
    Me he suscrito a este blog, es muy interesante... una pasada. Igual que vuestros trabajo expuestos en la web... no quiero perderos de vista.

    Este spot, muy chulo... y esque la publicidad no tiene límites...

    Besos para tod@s.

Post a Comment